DESAFIOS CON ARMANDO MIGUEL POR FM LASER 88.1 y 93.9 Laser Rural www.difusoradelafamilia.com.ar

BIENVENIDOS Esta página nace desde un programa radial.En el quere-
mos transmitir nuestras energías, para que se multipliquen en otros.
Desde la palabra, y la buena música,intentamos llegar con un mensaje revitalizante,y positivo.
Nuestro programa se emite por Fm Laser, de lunes a viernes en el horario de 08.00 a 12.00. Para escucharlo en vivo...por aire 88.1 y por internet
http://www.difusoradelafamilia.com.ar/ y para saber de nuestros contenidos las 24.00 horas,este nuestro hogar web.
ARMANDOMIGUELDESAFIOS.BLOGSPOT.COM
armandomiguelfm@hotmail.com

Gracias por entrar,,,,

martes, 30 de junio de 2009

Los Gorditos tienen problemas por falta de aparatologia medica.


Los Obesos no pueden acceder a estudios complejos, porque falta tecnologia y aparatologia en los hospitales de Córdoba

La falta de aparatología especialmente adaptada para soportar el exceso de peso los condiciona, incluso, en los exámenes simples de rutina. Ni los hospitales públicos ni los centros privados de salud de la provincia de Córdoba disponen de instrumentos que soporten más de 150 kilogramos.

Recostarse en una camilla para ser examinados, evaluar su ritmo cardíaco, someterse a un estudio de mediana y alta complejidad o simplemente medir la presión arterial, son exámenes de rutina prácticamente imposibles de practicar en una persona obesa. Aparte de las dificultades sociales y culturales que padecen , como no conseguir ropa de su talle, el no poder viajar en colectivo o incluso en automóvil, se le debe sumar otra forma de aislamiento: la discriminación sanitaria.

Actualmente, la aparatología destinada al diagnóstico de numerosas enfermedades graves como hipertensión, lesiones en órganos internos, huesos o incluso en el cerebro, no está diseñada para soportar el peso de una persona de más de 150 kilogramos.
Y si bien las grandes empresas dedicadas a su fabricación avanzan en la construcción de máquinas capaces de soportar hasta 200 kilos, lo cierto es que en Córdoba, los hospitales públicos y privados no están preparados para atender a personas que padecen de obesidad mórbida. “Una persona que pesa más de 200 kilos no sólo es un segregado y discriminado social, económico y cultural, sino que estamos atendiendo a una discriminación tecnológica del obeso, que no puede subirse a un automóvil o a un avión y que ciertamente no puede realizarse exámenes de salud de alta complejidad e incluso de rutina”, afirmó el médico cirujano Carlos Simón, director del Hospital Córdoba, único nosocomio público que realiza la operación de by pass gástrico en la provincia.

En lo que va del año, el nosocomio recibió más de 10 pacientes cuyo peso es superior a los 250 kilogramos. Según el titular del establecimiento, “el problema de la atención médica a obesos es algo que sucede a nivel mundial, teniendo en cuenta que las empresas que fabrican la aparatología para realizar estudios de mediana y alta complejidad, no contemplan a quienes pesan más de 150 kilos”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), dice “el derecho a la salud obliga a los Estados a generar condiciones para que todos puedan vivir lo más saludablemente posible. Esas condiciones deberian garantizar servicios de salud, de trabajo saludables y seguras, vivienda adecuada y alimentos nutritivos. El derecho a la salud no se limita al derecho a estar sano, sino que está consagrado en numerosos tratados internacionales y regionales de derechos humanos y en las constituciones de países de todo el mundo”.

Sin embargo, en la práctica, un obeso no puede realizarse una tomografía computada ni una resonancia magnética porque las mesas desplazables cuentan con sensores que se bloquean a determinado peso. Tampoco pueden someterse a estudios más simples como un electrocardiograma o a una hemodianamia (estudio cardíaco), dificultándose incluso la realización de una ecografía.

Las internaciones también son todo un problema, ya que pocos nosocomios poseen camas especialmente reforzadas para sostener el peso de alguien de más de 150 kilogramos y lo mismo pasa con el estudio del ritmo cardíaco, teniendo en cuenta que las cintas para caminar sucumben ante ese peso.

“Toda, absolutamente toda atención médica se dificulta. Si queremos palpar a un obeso, es difícil por las capas de grasa que generalmente posee en el abdomen. Si necesitamos tomar la presión arterial, también es difícil ya que las cintas no son suficientemente grandes para contener el brazo de un obeso. Si tenemos que operar, las mascarillas de anestesia tampoco están adaptadas. Todo se dificulta porque la tecnología no los contempla”.

Esperemos que a corto lapso, comiencen a aparecer las soluciones, y veamos como podemos hacer para no seguir siendo obesos a la vez, recoredemos que en estos dias, es mnoticia un niño de 11 años con mas de 180 kilos...

No hay comentarios: